IPAMARK
Patentes y Marcas
Atención al Cliente: 91 564 11 48
clientes@ipamark.es

Un invento es una idea nueva, que proporciona una solución a un problema técnico determinado. La mayor parte de los productos industriales y de consumo, de las máquinas y procedimientos de fabricación son protegibles. En España puede elegir entre dos modalidades: Patente de Invención o como Modelo de Utilidad.

En países extranjeros se puede recurrir: a una solicitud nacional o si el país interesado lo permite, a una Patente Europea o una Patente PCT.

La determinación de la modalidad más adecuada se acuerda con el cliente, basándose en el grado de novedad de la invención y en la invención en sí misma, puesto que, por ejemplo, los productos químicos o los procedimientos no se admiten como Modelos de Utilidad.

En lo que al ámbito de registro se refiere, en España, disponemos de 3 posibilidades:

  • Patente o modelo de utilidad nacional. Normalmente es el primer paso, puesto que además de iniciar el proceso genera el llamado derecho de prioridad según el cual mientras usted efectúe la extensión de su patente dentro de 1 año - desde la fecha de solicitud de su primera patente o modelo - la fecha en cuestión será respetada como prioritaria frente a terceros.
  • España ha ratificado en 1986 el Convenio sobre concesión de Patentes Europeas, que crea un sistema por el cual con la concesión de una única Patente, la protección alcanza a todos los países europeos que se hayan designado en la solicitud.

    La solicitud de una Patente Europea puede hacerse en cualquiera de los tres idiomas oficiales: inglés, francés y alemán.

    Inicialmente la Patente Europea tan sólo prevé el pago de una tasa de solicitud y de búsqueda europea. Una vez publicada la solicitud y hecha la búsqueda, se ha de abonar una tasa de designación de países y otra de Examen de la patente.

    En el momento de la concesión es necesario validar la Patente Europea en los países interesados. A partir de 2016 la Patente Europea Unitaria permitirá hacer esta validación de forman conjunta para 25 países de la UE, lo que supondrá una reducción sustancial de los gastos de traducción y tasas.
  • España también ha firmado el P.C.T. (Tratado de Cooperación en materia de Patentes) que establece un sistema mediante el cual, con una única solicitud de Patente Internacional se puede proteger una invención en unos 130 países.

    La presentación de una solicitud internacional tiene el mismo efecto que si se hubieran presentado solicitudes nacionales por separado en los distintos países designados. Entre los idiomas oficiales está el castellano.

    Una patente PCT en su tramitación tiene dos fases: internacional y nacional.
    • La fase internacional se inicia con la solicitud, continua con la búsqueda internacional y termina con la publicación de la patente y del informe de búsqueda.

    • La fase nacional implica el pago de una tasa, examen y traducción al idioma oficial de cada país designado, transformándose a todos los efectos en tantas patentes nacionales como países se haya elegido. No obstante, no es necesario presentar ni dibujos ni certificados de prioridad a las distintas oficinas nacionales. Esta fase se ha de iniciar, en la mayoría de los casos, a los 30 meses desde la fecha de prioridad, o sea, de la primera solicitud.
  • Asesoría técnica e informes de patentabilidad

  • Redacción de memorias, planos, reivindicaciones

  • Solicitudes y tramitación

  • Mantenimiento

  • Vigilancia


Esquema de Tramitación de: